Datos personales

Mi foto
Actualmente curso el 5to. semestre de Odontología en la Universidad Iberoamerica (UNIBE). En este blog les quiero compartir informaciones importantes de la embriología bucodental de una forma dinámica y divertida. Anímate y participa :)

viernes, 24 de febrero de 2012

Biopatologías de la morfogénesis de la cara.


Anodoncia:
 La anodoncia es una enfermedad congénita rara que se caracteriza por la ausencia de un número de dientes por causa del desarrollo.

Un diente se suele considerar ausente por causas del desarrollo, cuando no se puede localizar ni clínica ni radiográficamente, y no existe antecedente de su extracción.

Existen dos tipos: la anodoncia total y la parcial. La primera, en la cual faltan todos los dientes, puede afectar tanto a la dentición temporal como a la permanente mientras que la anodoncia parcial, también llamada hipodoncia u oligodoncia, afecta a uno o más dientes y es un trastorno frecuente.

Los dientes que más frecuentemente se encuentran ausentes son los terceros molares, los segundos premolares y los incisivos laterales superiores y centrales inferiores. La ausencia puede ser tanto unilateral como bilateral.



Oligodoncia o hipodoncia:
La oligodoncia es la ausencia  congénita de uno o varios dientes, con mayor frecuencia los dientes de la dentición permanente.

Esta patología  puede aparecer de forma aislada, como herencia en varios miembros de una familia o asociadas a displasia  ectodérmica. Además puede producirse por procesos inflamatorios o infecciosos localizados, que interfieren en la formación del germen  dentario o por  condiciones sistémicas como  raquitismo, sífilis y trastornos intrauterinos severos.

Otras causas son el desarrollo filogénetico  y ontogénetico  de la especie humana con una tendencia  a la desaparición de los terceros molares e incisivos laterales superiores, cuando ya se han perdido los cuartos molares presentes en nuestros antepasados.

Dientes supernumerarios:





Los dientes supernumerarios son los dientes presentes adicionales o en “exceso” al número determinado de dientes primarios (20 piezas dentarias) y dientes permanentes (32 piezas dentarias).  A la presencia de los dientes supernumerarios se le conoce con el nombre de hiperdoncia.

La etiología exacta de los dientes supernumerarios es desconocida, sin embargo, se han postulado algunas teorías para intentar explicar su presencia. Las dos teorías más aceptadas son: la teoría de la hiperactividad de las células epiteliales embrionarias y la teoría de la escisión del folículo dental

La presencia de dientes supernumerarios es un factor importante que altera a la erupción normal de los permanentes. Estos pueden encontrarse en la detención decidua o temporal (con poca importancia clínica) así como la permanente.

Aunque las piezas supernumerarias, se pueden encontrar en cualquier región del arco dental, existen lugares donde ocurren con mayor frecuencia. Uno de los lugares más comunes se localiza entre los Incisivos Centrales Superiores, en esta posición, a la pieza o diente supernumerario se le llama Mesones, por estar muy próximo a la línea media del manillar superior (en medio), constituye un típico ejemplo. Otros lugares comunes se encuentran en la región de los Incisivos Centrales y Laterales y en el aérea de los Premolares.

Hipoplasia:
La hipoplasia del esmalte se define como un defecto del desarrollo de los tejidos duros del diente que ocurre antes de la erupción del mismo como resultado de un trastorno en la formación del esmalte. En este se ve afectado la constitución del esmalte y consecuentemente de la dentina.

La etapa de calcificación de la dentición temporal comienza entre los cuatro y seis meses de vida y termina en la zona coronaria al año de edad, así cualquier trastorno que se presente en este período, durante el depósito de la matriz del esmalte o de la dentina, origina un defecto hipoplásico, es decir  que va a ocurrir un desarrollo incompleto del órgano dentario.

Los pacientes que presentan estos defectos son más vulnerables a desarrollar caries, sufrir fracturas coronarias e hiperestesia dentinaria, perdida de la dimensión vertical y perdida del espacio para el brote de los permanentes entre otros y por consiguiente afectaciones psicológicas y en su vida de relación social por alteraciones de la estética, la fonética y de la función masticatoria.

Amelogénesis imperfecta:
Es un trastorno del desarrollo dental en el cual los dientes están cubiertos con una capa de esmalte delgada que se forma de manera anormal.

La amelogénesis imperfecta es debida al mal funcionamiento de las proteínas en el esmalte: ameloblastina, enamelina, tuftelina y amelogenina.

Las personas afectadas con amelogénesis imperfecta tienen  las siguientes características:
  1. El esmalte de los dientes es blando y delgado.
  2.  Dientes con color anormal: amarillo, marrón o gris.
  3.  Los dientes tienen un mayor riesgo de sufrir cavidades dentales y son hipersensitivos a los cambios de temperatura.
  4. Tanto los dientes de leche como los permanentes resultan afectados.
Dentinogénesis imperfecta (DI) o Dentina Opalescente Hereditaria:
Es una enfermedad que afecta  la dentina, dándole al diente un color gris transparente, también lo dota de más sensibilidad y debilidad. Puede afectar tanto a la dentición decidua como a la permanente.

Esta alteración de la dentina que puede observarse sola o con osteogénesis imperfecta.
El esmalte se pierde fácilmente por una falla de la unión esmalte- dentina y es común observar un marcado desgaste de las piezas dentarias.

Radiográficamente la DI se caracteriza por:
  • presencia de dientes con coronas bulbosas
  • una constricción ( encogimiento- presión) en el cuello.
  •  raíces cortas y delgadas.
  • No hay aumento a la susceptibilidad a caries
  • Microscópicamente la dentina posee menor cantidad de túbulos dentinarios pero más grandes e irregulares y hay menos mineralización.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ Anímate y haz tus comentarios!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.